Eileen Segarra Alméstica, Ph.D

Las disparidades en la calidad de la educación en los sistemas de enseñanza han sido motivo de preocupación tanto en Estados Unidos como en América Latina, afectando de manera desproporcionada a las comunidades marginadas, y perpetuando la pobreza y la desigualdad (Renewing America, 2013; CEPAL, 2015). En Puerto Rico Ladd y Rivera-Bátiz (2006) también mencionan la falta de uniformidad en la calidad del sistema de educación pública como uno de sus problemas principales. Este trabajo va encaminado a medir cuánto afectan los factores sociodemográficos y comunitarios, así como las características escolares, en el desempeño académico promedio de cada escuela en el sistema público de Puerto Rico.

Los objetivos del estudio incluyen los siguientes:
a. Evaluar los diversos factores que inciden en el desempeño académico de manera que puedan identificarse políticas públicas que fomenten los refuerzos positivos y reduzcan los factores negativos.
b. Estimar el valor añadido de cada escuela luego de tomar en consideración el efecto de aquellos factores que no están bajo el control de la escuela, es decir, las características sociodemográficas y comunitarias.
c. Identificar los factores que pueden contribuir al valor añadido que brinda la escuela.
d. Proveer un ordenamiento de las escuelas de acuerdo con su valor añadido.

El análisis está dividido en tres partes. La primera parte mide el efecto de variables sociodemográficas y comunitarias en el desempeño académico medido por el resultado de las pruebas de Medición y Evaluación para la Transformación Académica de Puerto Rico (META) y en el porciento de deserción en la escuela. La segunda etapa estima el valor añadido de cada escuela. El valor añadido se define como la diferencia entre el valor observado para el indicador de desempeño académico de cada escuela y el valor que se esperaría tuviera la escuela de acuerdo con las características de su población estudiantil y de su comunidad. La tercera etapa evalúa cómo las variables escolares inciden en el valor añadido por la escuela.

Los datos utilizados para este análisis incluyen información sobre las escuelas activas en Puerto Rico para los años académicos 2016-2017, 2017-2018 y 2018-2019. Los resultados de las pruebas META por estudiante y el porciento de deserción por escuela se obtuvieron del Departamento de Educación de Puerto Rico (DE). De igual forma el DE proveyó datos en torno al nivel socioeconómico de los estudiantes y composición demográfica. A cada escuela se le asignaron las características de la comunidad en donde se asienta, las cuales se obtienen a nivel de tracto censal de la Encuesta sobre la Comunidad de Puerto Rico (PRCS). La tasa de delitos tipo 1 por tracto censal también se calculó basada en los datos de crímenes de la Policía de Puerto Rico.